La cebra loca

Conoce el secreto de cómo este chico logra mantener en equilibrio las rocas

Seguramente ya te ha tocado ver circular por la red alguna de estas fotografías que muestran el arte de colocar una piedra sobre otra logrando un balance perfecto casi imposible de imaginar que se puede.

Este es el arte de Michael Grab, quien definitivamente lo ha dominado, como se puede ver en la variedad de fotos de sus obras que aparecen a continuación. El secreto, según comparte sin ningún problema el autor, es todo acerca de las hendiduras. Él lo explica con más detalle:

“El elemento más fundamental del equilibrio en un sentido físico es encontrar algún tipo de ‘trípode’ para que la roca pueda estar de pie. Cada roca está cubierta de una variedad de pequeñas y grandes hendiduras que pueden actuar como un trípode para mantenerse en pie. Al prestar atención a la sensación de las rocas, comenzarás a sentir los más mínimos clics mientras los cortes de las rocas que están en contacto se mueven una sobre la otra. En los puntos más finos, estos clicks se pueden sentir en una escala más pequeña que milímetros.”

“Algunos puntos de balance te darán la ilusión de ingravidez como si las rocas estuvieran apenas tocando. Paralelo al elemento físico de encontrar trípodes, el elemento no físico más fundamental es más difícil de explicar con palabras. En pocas palabras, me refiero a la búsqueda del silencio dentro de ti mismo. Algunos balances pueden aplicar una gran presión en tu mente y tu paciencia. El reto es superar las dudas que puedan surgir.”

Según él, después de haber equilibrado las rocas por un período determinado de tiempo, el cuerpo tiende a querer – tanto mental como físicamente – que te detengas. Recomienda “apoyarse en el dolor”, y sólo seguir adelante. Además, el equilibrio de la roca puede ser una gran manera de relajarse, los sonidos del agua corriendo y el enfoque intenso. Grab definitivamente tiene talento para el arte, que es fácil de decir por todas las fantásticas estructuras que ha construido.

Al parecer, se inició hace unos años cuando salió con un amigo a un arroyo. Empezaron a aburrirse, hablaron de apilar rocas, y decidieron tratar de crear algo ellos mismos. Sorprendentemente, después de sólo unas pocas horas, Grab tenía balanceadas varias estructuras de piedra y decidió seguir haciéndolo.

Hoy, él es incluso más práctico y parece entender a las rocas por dentro y por fuera, con un sentido inepto de saber simplemente qué tipo de roca necesita para cada situación.

Sin dudas una obra que paree creada con maderas pegadas, pero no, son rocas apiladas con todo el esmero y paciendo.

Rocas apiladas sobre el río que cae en pequeñas cascadas, y aún así, el diseño permanece intacto.

Un puente hecho con rocas, la presión que ejercen entre sí, consigue que permanezcan unidas como si se tratase de una construcción medieval.

Piedras asomadas en el río, las aguas tranquilas tienen el poder de actuar como un espejo que refleja el equilibrio de las piedras como si estuvieran suspendidas sobre el agua.

Otra composición espectacular donde se aprecia un paisaje de árboles y restos de rocas que enmarcan el equilibrio de la naturaleza.

Video que nos revela lo que la paciencia y la pasión por lo que haces, puede permitirte realizar obras efímeras como las que hace Michael Grab, apilando piedras y logrando un equilibrio que nos parece imposible de alcanzar.

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.