La cebra loca

Personas que quieren ser idénticas a ídolos de ficción

Conoce la historia de estas singulares personas que harán lo que sea para parecerse a sus ídolos de ficción

La imitación de personajes de ficción llevado al extremo.

Imitar a un personaje que nos gustaba es una actividad que muchos hemos realizado de niños, pero hay quienes, por diversos factores a nivel psicológico, llevan este tipo de conductas más allá con las respectivas consecuencias en cada caso particular.

El Cosplay, palabra que surge de la contracción de ‘costume play’ (juego de disfraces), es una actividad surgida en los ’70s, que consiste en  vestirse con disfraces y accesorios para representar a un personaje o una idea relacionada al mundo de ficción. La inspiración a menudo proviene de las series de anime, cómics, videojuegos, mangas y películas.

Problemas de identidad y personalidad

Un desorden de la identidad puede desencadenar una exploración angustiosa y repleta de deseos por asemejarse a alguien real o ficticio que supla esa falencia interior. Superman, Barbie, Ken, Jessica Rabbit o personajes de anime son íconos que atraen la atención del público y esa mirada es la que buscaron estas cinco personas que se sometieron a decenas de operaciones, siguen estrictas dietas y entrenamientos, y gastan miles de dólares al mes en maquillaje y prendas que los hagan verse como sus héroes de ficción.

Conoce a estos 5 personajes reales que desean ser de ficción

Los desordenes psicológicos pueden ocasionar serios problemas a la salud, si no son tratados correctamente. Aunque no sean perjudiciales para terceros, resultan muchas veces nocivos para quienes padecen estos desórdenes.

Herbert Chavez, el Superman filipino

suprman filipino Herbert Chavez

Herbert Chavez, de 34 años se ha sometido a numerosas cirugías estéticas desde que tiene 21 años con el objetivo de parecerse a Superman.

Para lograr su apariencia actual, basada en el Superman personificado por Christopher Reeve, esta persona se tuvo que someter a cuatro rinoplastias; bótox en los labios; dos aumentos de mandíbula para tener una apariencia más fuerte; tres abdominoplastías; una limpieza de cutis; una orientación para pigmentar la piel y hacerla más blanca; un implante de glúteos y cadera e inyecciones de esteroides en varias partes de su cuerpo.

De proporciones parecidas a las que una Barbie tendría si fuera real, Valeria Lukyanova es quien más se asemeja a la muñeca que ha conquistado el mercado durante años y que tantas controversias ha provocado debido a la figura femenina que representa.

Si bien Valeria declara que sólo ha tenido una cirugía plástica (aumento de senos) para lograr su apariencia, el tamaño y color de sus ojos están dados gracias a lentes de contacto, y su pequeña nariz sorprende, aunque dice que sólo se trata de un efecto del maquillaje, al que le dedica mucho tiempo. También explica que para mantener su figura asiste al gimnasio a diario y sostiene una dieta líquida.

Katie Lawrence y su obsesión por las muñecas japonesas

barbie

Katie Lawrence es una joven de 20 años oriunda de Camberwell, Londres, que tiene gran adoración y curiosidad respecto a la cultura japonesa y los videojuegos. Ambos elementos son los que inspiran sus atuendos diarios, ofreciendo una apariencia parecida a la de una muñeca gracias a la utilización de maquillaje y diferentes vestidos que compra en el mercado de Camden Town en Londres.

Katie declara gastar al menos 200 libras esterlinas al mes en maquillaje, usar dos capas de base y hasta dos líneas de pestañas postizas para dar una apariencia más plástica y parecida al de una muñeca. Cada día, pasa tres horas preparando su maquillaje y vestido antes de salir de su casa.

Justin Jedlica es el Ken de la vida real

ken

Nacido en Estados Unidos y con 32 años, Justin Jedlica lleva cien intervenciones quirúrgicas cosméticas desde que tiene 18 años para parecerse a Ken, el novio de la famosa muñeca Barbie.

Desde varias rinoplastias, pasando por implantes de hombros, glúteos, pectorales, pómulos, refinamiento de la mandíbula y bótox en los labios, ente otros, esta persona admite querer convertirse en un hombre de “plástico” al igual que su personaje favorito.

Además de las cirugías, Justin se sometió a procedimientos de rejuvenecimiento facial, limpieza de piel profunda con químicos e -incluso- depilación láser para remover todo su vello corporal. También se inyecta bótox cuatro veces por año para prevenir arrugas.

Jessica Rabbit

A los 57 años y luego de una larga carrera como modelo, la británica Annette Edwards decidió invertir más de 16 mil dólares en cirugías plásticas para parecerse a la caricatura Jessica Rabbit. Con respecto a su elección, Annette dijo en 2010 a The Huffington Post que ama a Jessica porque cree que es “una caricatura sexy o mujer. Posee curvas en los lugares indicados”.

Las cirugías que se realizó para lograr su apariencia incluyen implantes de pómulos y mandíbula, aumento de labios, levantamiento de senos e inyecciones de bótox para eliminar las arrugas. Además, se sometió a una dieta estricta y exagerada de ensaladas y cereales durante tres meses para lograr la pequeña cintura que caracteriza al personaje.

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.